Agricultura y Economía Circular

Energía

Una adecuada gestión de los restos de poda y los residuos orgánicos de agro-industrias como las almazaras, las fábricas de tomate industrial, las conserveras y las bodegas puede producir beneficios nada desdeñables.
Si valoramos no sólo los efectos económicos sino los ecológicos, estos beneficios se disparan: una adecuada mezcla de residuos agrícolas puede ser la base de pellets para calderas, o incluso de abonos orgánicos si la mezcla incluye residuos domésticos (habitualmente más ricos en nutrientes, dependiendo de la época del año, de la dieta y del compromiso de la población en la separación del residuo orgánico respecto de plásticos y otros residuos.
Cultivos como el olivar, el viñedo o frutales como el almendro se benefician de estos aportes, especialmente en zonas de suelos poco feraces como el Andévalo de Huelva o el Bajo Alentejo.

Deja un comentario